EGAN BERNAL LIDERA EL GIRO DE ITALIA


No pensemos en que, si ya tiene asegurado el título del Giro, si algo se lo puede arrebatar, algún rival, problema, etc. Nada de eso. Enfaticemos en el presente y valoremos lo que está haciendo Egan Bernal en este Giro d’Italia más allá de ejercer una aplastante superioridad, puesto que le brinda otra dimensión -poco usual en esta era moderna- a la actitud que emplea un líder de semejante competencia.

Sí, lo más destacado sin duda alguna de la actuación del colombiano es esa faceta ofensiva mostrada en los últimos días, más aún, cuando tampoco tiene la necesidad real de hacerlo, a diferencia de sus adversarios que si quieren (o querían) ganar la carrera deben comportarse de tal forma.

Acepto el argumento antes de la etapa del Zoncolan, de que Bernal movía constantemente la carrera con motivo de la presencia en la lucha de Remco Evenepoel, superior en la contrarreloj, y no por simple gusto o diversión. Pero ya con el belga fuera de combate, sin un rival que haga peligrar su posición en la prueba a cronómetro, con diferencias cómodas y una convicción absoluta, no hace falta atacar al resto para ganar más tiempo todavía. ¡Y con eso y todo lo sigue haciendo!

Entonces ver a alguien con la ‘Maglia Rosa’, gastando sus energías en la propuesta de ofensivas y en preocuparse por la cita para que su espectáculo no se apague (es sarcasmo, no es un motivo verídico que lo impulse a realizar eso), invita más que a una reflexión, a un reconocimiento de un estilo que no todos los días se presencia.

Egan perfectamente podría acomodarse a una estrategia más defensiva: esperar qué proponen sus contendientes, responder a sus ataques, ir a rueda y no tomar riesgos en acomodarles una renta mayor ante la ya suficiente de la que dispone. Y si lo hiciera, estaría marcando un performance 10/10, ya que, en su condición, lógicamente no cedería tiempo ante sus contrincantes y les asestaría golpes psicológicos de similar proporción al ver que no lo puedan soltar. Si corre así, no se le podría juzgar, al fin y al cabo, estaría protegiendo lo elemental, que es el liderato.

Previous ARTISTAS REVELACIÓN DE LA MISICA NORTEÑA MEXICANA EN COLOMBIA
Next 7 AÑOS SIN DIOMEDES DIAZ MAESTRE